Perfil del profesor

El profesor Kendal está convencido de no existe labor más enaltecedora que educar. En consecuencia, está en constante proceso de preparación y autosuperación, pues solo de este modo podrá cumplir con aquello que da sentido a su tarea: la formación del ser humano al que aspiramos.

Nuestro profesor no entrega conocimientos: enseña a aprenderlos. Se esmera por consolidar en nuestros alumnos los saberes y habilidades que exige su asignatura, y a la vez lo da todo de sí en su esfuerzo por enriquecer la espiritualidad nuestros niños y jóvenes, y por conseguir en ellos la solidez emocional que necesitan en sus vidas.
Está siempre atento a las necesidades de sus estudiantes.

Es cálido y afectuoso. Su compromiso con el proyecto educativo es absoluto.